¡Pies Hermosos en Casa Sin Gastar una Fortuna!

¡Pies Hermosos en Casa Sin Gastar una Fortuna!

¿Sabías que los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, pero también una de las más descuidadas?

Mantener nuestros pies saludables es crucial para evitar dolores y molestias y es el cimiento de una buena postura.

No es necesario gastar grandes cantidades de dinero en tratamientos costosos,  de hecho, lo más importante es la constancia en el cuidado. Hay muchos remedios caseros simples y económicos que son fáciles y efectivos.

Para tener unos pies hermosos y saludables con remedios caseros, aquí te dejamos una rutina simple y rápida que puedes seguir fácilmente:

Baño de pies: Remoja tus pies en agua tibia con un poco de sal marina o durante unos 15-20 minutos. Mientras los remojas puedes leer algo relajante y aprovechas y hacer respiración consciente o ejercicios de visualización.

Exfoliación: Al final de remojo, puedes hacer una exfoliación casera mezclando azúcar o sal con un poco de aceite de coco, aceite de almendra o aceite de germen de trigo. Si quieres que tu mezcla tenga más poder curativo, agrega unas gotas de aceite esencial. Frota la mezcla en tus pies, prestando especial atención a las áreas secas y agrietadas. Esto lo puedes hacer también rápido en tu ducha diaria. 

Utiliza aceites esenciales: Para pies cansados puedes usar un poco de aceite esencial de menta. Si necesitas relajarte más, te recomendamos usar lavanda, mezcla Sueña e ylang ylang. Si sufres de sudoraciones y mal olor, la hierba de limón es una maravilla. El árbol del té y tomillo son muy recomendados si eres propenso a tener hongos y pie de atleta. También puedes optar por usar un exfoliante Aromavive que ya viene preparado y es muy rico y accesible.

Enjuaga tus pies y sécalos con cuidado y aplica una crema hidratante. Si tu piel está muy áspera y seca puedes usar un bálsamo de nutrición.

Masajea y nutre: Masajea tus pies con la crema, bálsamo o con un aceite de masaje para mejorar la circulación y reducir la tensión muscular. Si utilizas un bálsamo puedes extender el tratamiento hasta las pantorrillas. Te vas a sentir increíble.

Utiliza el Bálsamo de la Abuela y el Bálsamo Pies LigerosPara sellar tu tratamiento puedes aplicar un par de rociadas de Spray Pies Ligeros, que además es un gran auxiliar para el bienestar de los pies previniendo el mal olor y los hongos, puede también ser usado en el interior de los zapatos como desodorante natural. Estos también los puedes utilizar por las noches ante de dormir como parte de tu rutina de mantenimiento y para lograr un descanso profundo.

Mantén las uñas limpias y cortas: Limpia tus uñas con un cepillo para uñas regularmente y córtalas de forma recta para evitar que se encarnen. Corta las cutículas sin lastimar su raíz para que la una esté libre y respire.

Usa zapatos cómodos y transpirables: Elige zapatos que se ajusten bien y permitan que tus pies respiren. Evita los zapatos demasiado ajustados o con tacones altos. Mantente bien aterrizado en la tierra, una sesión de grounding sobre el pasto húmedo es también buena para conectarnos con nuestros Ser infinito.

Usa plantillas: Si tienes problemas de pies planos o arcos caídos, considera usar plantillas ortopédicas para apoyar tus pies y reducir el dolor. Si pisas bien todo tu esqueleto se alinea. Practica abrir tus dedos del pie, esto evita se engarroten y te da mejor postura al caminar y más seguridad.

Descansa tus pies y piernas: Si pasas mucho tiempo de pie o caminando, toma descansos para sentarte y estirar los pies y las piernas. Sube tus piernas contra la pared haciendo un ángulo de 90 grados con tu cuerpo. Subir las piernas es muy importante para prevenir varices y problemas de circulación. Respira y descansa.

Siguiendo estos consejos, podrás tener unos pies hermosos y saludables que se refleja en un estado de bienestar y salud que va mucho más allá de solo tus pies.

¡Te mereces darte el tiempo!

Back to blog

Jabón Artesanal